cna img

Entérese de lo que la CNA espera de la Consulta y el modo en que sugiere llevarla a cabo.

La Comisión Nacional de Acreditación (CNA) define como indispensable para la Autoevaluación, la realización de un proceso de consulta a quienes están relacionados con el área de acreditación a las que la institución se presenta (gestión, investigación, docencia, vinculación con el medio).

En su guía de Autoevaluación Institucional para Universidades, define algunas recomendaciones básicas para un correcto diseño e implementación de la Consulta:

  1. Para cada una de las áreas contempladas en la evaluación, la CNA sugiere que la institución identifique y defina las unidades relacionadas y los informantes clave en los distintos niveles de su estructura (nivel central y reparticiones correspondientes a la organización). Entiende por unidades, todas aquellas reparticiones o subdivisiones institucionales en las que radican procesos de toma de decisión o de implementación de decisiones relativas a los temas evaluados. Por ejemplo, una Vicerrectoría, una Facultad, una Escuela, un Departamento, una Carrera, una Sede, etc.

La definición de Informantes Clave es lo que finalmente determinará, en gran medida, el grado de cobertura y profundidad en el análisis de la información pertinente.

  1. Los aspectos globales que la Consulta debe explorar son los siguientes:
    • Vinculación entre política, meta y objetivos institucionales/unidad
    • Implementación de política, meta y objetivos
    • Indicadores de cumplimiento de objetivos
    • Desempeño (fortalezas y debilidades)
    • Actualización y revisión de objetivos y desempeño
    • Planificación y mejoramiento
  1. La institución puede realizar la Consulta de diversas maneras: encuestas, cuestionarios, entrevistas, otros. Lo único imprescindible es el registro adecuado de la opinión de los informantes clave, de tal manera que éstos puedan ser posteriormente revisados y analizados.
  1. El informe de autoevaluación institucional deberá contener, entre sus anexos, un reporte que presente en forma detallada los principales aspectos asociados con el proceso de consulta a informantes clave, detallando la metodología desarrollada y los principales resultados obtenidos (se recomienda el uso de figuras –tablas y gráficos- en los cuales se expongan claramente los resultados obtenidos). Con todo, los registros relativos al proceso de consulta deberán estar disponibles en la institución para ser analizados por el comité de pares.